FAQ


FAQ’s – Preguntas más frecuentes

1. ¿ Por qué entrar en la Masonería?

Los Masones son hombres y mujeres de buena voluntad que buscan mejorarse espiritual y moralmente. Entrar en la Masonería es aceptar el reto de buscar la verdad y llegar a un mejor conocimiento de si-mismo y de los otros. Es el deseo de participar de una fraternidad y una ética rigurosa en torno a su lema “libertad, igualdad, fraternidad “ cuya finalidad es la realización ética y espiritual del hombre.

2. ¿Es la Masonería una religión?

La Masonería no es una religión o la síntesis de varias, ni tampoco es anti-religiosa (link: M.: y Religión). Los Masones rechazan los dogmas pero aceptan en su seno los creyentes de cualquier confesión y respetan igualmente a todos, creyentes, agnósticos y ateos. Máxime para la Masonería liberal que pretende a la total y absoluta libertad de pensamiento, descarta toda referencia religiosa y considera que la creencia es un tema personal propio de cada uno que en ningún caso debe interferir con los objetivos de libertad de conciencia y libre albedrío de la Masonería.

3.¿Es posible ser Masón y Católico?

Es una cuestión recurrente para todos los católicos, seducidos por los valores filosóficos, filantrópicos y sociales de la Masonería, pero inquietos de las críticas y acusaciones reiterativas del Vaticano en contra de la Masonería. El padre jesuita José Antonio Ferrer Benimeli ha escrito libros que son referencia absoluta en esta materia (ver “Los archivos secretos del Vaticano” o “La Masonería”) que explican claramente tal desencuentro persistente y paradójico.

4. ¿Es la Masonería una secta?

Es una extravagancia propagada hasta saciedad: ¡por ser inicíatica, la F.:M.: habría de ser forzosamente una secta! Lo que representa un contrasentido absoluto por dos razones tan evidentes una como otra: la primera regla de la Masonería es la libertad, por lo cual es difícil entrar en la Masonería pero es muy fácil salir de ella. Basta con no asistir a las reuniones, no pagar sus cuotas y nada más. Es una decisión personal que nadie puede o debe cuestionar. La segunda razón es filosófica: la Masonería prohíbe aceptar cualquier dogma, cuando la base misma de cualquier secta es una serie de afirmaciones elevadas a la categoría de dogmas, verdades incuestionables.y paradójicas.

5. ¿Es la Masonería un club de reflexión?

Es una idea seductora y a la que corresponde un cierto grado de realidad ya que es un foro de debate y de elaboración de ideas sobre todos los grandes temas de la época, sociales, culturales, éticos y hasta políticos en su sentido más amplio, es decir, no partidista. El trabajo en las logias permite la información, el debate y la profundización, pero no permite realizar síntesis que pudieran representar “un pensamiento” o “una realidad” masónica: la Masonería no se plantea proponer un modelo de sociedad. Los M.: son demasiados diversos individual, cultural e estructuralmente, y demasiados respetuosos de los demás para pretender imponer una « síntesis masónica » necesariamente reductora de tal diversidad.

6. ¿Es la Masonería una filosofía?

La Masonería reúne una doble aspiración a la libertad de conciencia y a la libertad de pensamiento. La Masonería es una onto- logia, es decir una reflexión sobre el ser. El nivel metafísico, ontológico, de trascendencia de tal filosofía se une con las aspiraciones profundas de la Masonería que se quiere universal en lo que ama y respeta al hombre en sus componentes más esenciales y primordiales: “buscar la luz” (primer lema de todo masón) y considerar a todos como hermanos.

7. ¿De donde procede la Masonería?

Nace a principios del siglo XVIII (Constituciones de Anderson de 1723) sobre los escombros de la “masonería operativa” es decir de los gremios de los constructores de catedrales. Es una utopía filosófica y filantrópica que pretende defender la dignidad humana, la solidaridad y fraternidad, siendo su objetivo el de conseguir el perfeccionamiento moral y cultural de sus afiliados.

8. ¿Quienes son los Masones?

Las logias proponen ese lugar de encuentro institucional que es la Masonería (y naturalmente sin que esto excluya otros ámbitos de comunicación) donde cualquier persona cualquier hombre o mujer con un sincero sentido de la igualdad fraternidad y libertad, y dotado de la ilusión de añadir su esfuerzo en pos de una sociedad más justa, equitativa y libre puede exponer sus ideas y sus proyectos, participar en un debate abierto y no excluyente, y tener la certeza de que su proyecto contará con el respaldo fraternal de todos los Masones.

9. ¿Posición de la Masonería frente al racismo, xenofobia, antisemitismo y demás integrismos?

Los Masones son diversos, con un límite: la adhesión inequívoca a sus ideales de libre pensamiento, tolerancia, fraternidad y respeto a los demás. Por consiguiente no puede tolerar en su seno personas que no comparten estos ideales. Se planteó en su momento la adhesión de miembros del partido comunista, lo que fue descartado en varias ocasiones, tanto por la Masonería en general, como por el partido comunista mismo que prohíbe las actividades masónicas en todos los países y territorios (Cuba siendo la excepción, aun que dudosa) que controla o controlaba: ¿como podría el partido aceptar tales ideales de libertad de pensamiento y de libre albedrío. De una manera general, todas las dictaduras, que sean fascista, comunista o teocrática, intentan hacerse con la Masonería al igual que la feroz represión de la dictadura franquista que aniquiló física, legal y materialmente a la Masonería española.

10. Los Masones se llaman Hermanos y Hermanas

¿Que significa eso? La fraternidad que une a los Masones más allá de sus diferencias: nace de la connivencia de hombres y mujeres en busca de una sabiduría, espiritualidad, esperanza, en base a unos ideales comunes simbolizados por su lema “libertad, igualdad, fraternidad”. Más allá de una sencilla amistad se trata de una relación fuerte e intelectual, simbolizada por la “cadena de unión” que finaliza sus reuniones.

11. ¿Es la Masonería un lobby?

Los que entran en Masonería con la esperanza de que la fraternidad les abrirá puertas no tardan en darse cuenta de su equivocación. Existen y han existido excepciones, ya que la Masonería como toda institución humana, tiene sus ovejas negras. Pero la casi totalidad de los Masones rechazan la mezcla de los géneros y hacen una clara distinción entre asesoramiento, ayuda personal y gestos de solidaridad y privilegios o favores ilícitos.

12. ¿Existe un gobierno mundial de los Masones?

No existe ningún director de la orquesta masónico o ninguna autoridad comparable por ejemplo al Papa. Los dirigentes masónicos son elegidos democráticamente y por un tiempo limitado (2 años en general). Sus órganos representativos tienen una función reguladora pero no directora. Además cada obediencia es tan celosa de su independencia que ni se plantea la idea de aceptar directrices de cualquier organismo exterior. La única obediencia con una estructura internacional de cierta importancia es la del orden masónico mixto internacional “Derecho Humano”, presente en 50 países, pero que no agrupa a más de 30.000 miembros, frente a los casi tres millones de Masones en el mundo.

13. ¿Porque tantas obediencias?

Los Masones son hombres y como tal no resisten siempre a las querellas, personales o sobre ideas. La separación más importante se produjo en el siglo XIX entre la Masonería de modelo anglo-sajón y la Masonería liberal a propósito de la referencia obligatoria al Gran Arquitecto del Universo (el Gadu), los liberales deseando una total libertad de conciencia para sus miembros y, como tal, rechazando esta invocación forzosa al Gadu. Pero, más allá de sus divergencias, todos los Masones del mundo tienen los mismos ideales de fraternidad, libertad e igualdad.

14. ¿Es la Masonería una organización mixta?

La mayoría de las obediencias no son mixtas: hay logias masculinas y otras femeninas. Ciertas obediencias (la más antigua es “Derecho Humano”) son mixtas, otras (Grande Oriente Ibérico) dejan a cada logia libre su decisión.

15. ¿Cuantos Masones existen en el mundo?

Se estima el número total de Masones en torno a los 3 millones, principalmente en los países anglo-sajones. La Masonería tiene una implantación fuerte en América y Europa, buena en ciertos países africanos y en India, y menos densa en Asia. Aniquilada en todas las dictaduras (salvo Cuba, pero habría que cuestionar su verdadera autonomía), renace poco a poco en los antiguos países socialistas. En Portugal nunca ha desaparecido completamente, de manera que su renacimiento ha sido más rápido y espectacular que en España, donde la Masonería queda embrionaria y dividida.

16. ¿Por que el “secreto”?

Hay que ver el número de libros, artículos, conferencias y portales que tratan sobre la Masonería, para entender que el famoso “secreto” masónico es más bien una ilusión que una realidad. Sin embargo hay dos realidades que justifican un cierto grado de secretismo o, mejor dicho, de discreción. Primero, como toda organización sometida al acoso y a las amenazas, el “secreto” de la identidad de sus miembros tiende a protegerlos. Pero más allá de este hecho, el secreto es un elemento histórico de la Masonería que radica en la naturaleza del trabajo masónico. De manera que la reflexión masónica es como una ópera: no se puede leer la partición si no se conoce a fondo el solfeo; no se entiende el libreto sin la música. El trabajo masónico es una unidad que se desvela poco a poco a medida de los propios esfuerzos personales de cada uno. Aquí radican el origen y la razón de dicho “secreto”. Como dice la sabiduría china “el Tao del cual se habla no es el verdadero Tao”.

17. Finalidad de la Masonería

Heredera de la Ilustración, la Masonería a lo largo de sus 3 siglos de existencia ha sido un elemento motor en todas las situaciones históricas de cambio político, social, cultural. Hoy como ayer, sigue teniendo objetivos para participar en la evolución serena de la sociedad : “El futuro de la Masonería reside en su capacidad de elaboración de un proyecto de sociedad que haga frente a todos los desamparos, angustias y a todos los desafíos de nuestra época. Un proyecto global, vivo, auténtico, tal y como supo elaborarlo y compartirlo en otros tiempos”.

18. ¿Que es la iniciación y por que?

Iniciar es una palabra latina que significa “empezar”. La iniciación es la entrada simbólica del nuevo hermano en un camino interior, ayudado y arropado por los más antiguos, en busca de un hombre libre de sus ideas preconcebidas, de sus “tics” mentales, del peso del conformismo ambiental. La iniciación masónica no es una suma de conocimientos, sino un camino hacia una forma de sabiduría.

19. ¿Por que ritos y símbolos que hacen pensar en el esoterismo?

Más allá de la seña, el símbolo enseña a ver detrás del sencillo signo: remite a ideas, emociones, y estimula la imaginación. El trabajo sobre símbolos se traduce en imágenes y pensamientos, facilita el trabajo de análisis y síntesis, e induce reflexión y acción. Para los Masones, los símbolos son herramientas de trabajo intelectual, y nada más. El día que un símbolo empieza a ser sacralizado, empiezan los dogmas, ideologías y fanatismos..

20. ¿Tiene la Masonería practicas ocultas o mágicas?

No, los Masones no esconden secretos terribles. No, los Masones no practican el espiritismo, la magia o la brujería. El trabajo en las logias obedece a reglas precisas cuyo objetivo es favorecer el intercambio de ideas y los debates en un ambiente sereno y tolerante.

21. ¿Como trabajan los Masones?

Hay reuniones mensuales o bimensuales. Durante estas reuniones se presentan unos trabajos que son sometidos al debate. Fuera de estas reuniones, cada miembro es libre de investigar y trabajar a su ritmo y en función de sus capacidades, focos de interés y tiempo disponible.